PATAGONIA Y NUEVA ZELANDA

En los confines de la Tierra

 


NUEVA ZELANDA: Islas Norte y Sur... senderos maorís
25 noviembre al 17 diciembre

+info   Solicita información

Éste es uno de los viajes más completos para conocer Nueva Zelanda y sumergirse en una naturaleza arrolladora y pura: las dos islas acogen una de las mayores superficies protegidas del mundo y su aislamiento insular ha preservado especies vegetales y animales que ya se han extinguido en otras partes del planeta. Humeantes volcanes en Tongariro y géiseres en Rotorua; Fox y Franz Josef, grandes glaciares a los pies del Mt. Cook; Milford Sound, espectacular fiordo con cascadas de más de cien metros de caída; Auckland: curiosa amalgama de influencias maoríes, europeas y polinesias...  esto es sólo una pequeña muestra de lo que vamos a ver.
 



PATAGONIA (Argentina·Chile):
Tierra del Fuego, Cerro Torre, Fitz Roy, Torres del Paine y Perito Moreno

2 al 17 diciembre

+info  solcita información

Recorreremos lo más emblemático de la Patagonia más austral (argentina y chilena). El viaje comienza en el P. N. Tierra del Fuego y Ushuaia, en los confines de la Tierra, donde también podremos navegar en el Canal del Beagle y descubrir el mítico faro del Fin del Mundo y numerosas islas que son refugio de cormoranes, lobos marinos y pingüinos. Después tomaremos un vuelo hasta El Calafate y desde aquí nos trasladaremos hasta El Chaltén para recorrer, entre bosques de lengas y coigües, el P. N. de los Glaciares, dominado por los míticos Fitz Roy y Cerro Torre. Regresaremos a El Calafate para presenciar uno de los mayores glaciares del mundo: el Perito Moreno, que desciende del Campo de Hielo Sur, la mayor extensión glaciar del planeta fuera de las zonas polares. Y como colofón final, en el P. N. de las Torres del Paine realizaremos uno de los circuitos más bellos del mundo, "la doble W", y nos internaremos en lugares de excepcional belleza como son el valle del Francés, flanqueado por los insólitos Cuernos y el Paine Grande (3.050 m), y el valle del río Ascensio hasta las Torres, imponentes moles de granito que alcanzan los 2.800 metros de altitud.